Chakra 2: Sacro

El Chakra Sacro es el segundo Chakra del cuerpo e influye en el reino emocional. Este chakra nos permite experimentar el placer y la alegría.

Lugar: Se encuentra en el bajo abdomen a la altura de los genitales.

Color: Naranja.

Piedras afines: Ágata Cornalina, Ámbar, Citrino y Piedra Luna.

Cuando el chakra sacro está equilibrado, nuestra relación con la sexualidad y nuestra relación con nuestra pareja es mucho más sana y tranquila. Aceptamos nuestro cuerpo, con sus defectos y debilidades. La apertura del chakra sacro permite irrigar todo el cuerpo de energía vital, también reaviva la confianza en sí mismo, el carisma y la alegría de vivir, cualidades que contribuyen a hacer que uno sea más atractivo para los demás o simplemente más amistoso. Cuando el chakra sacro está armonizado y funcionando correctamente se manifiesta deseo, placer, sexualidad balanceada, creatividad, ética y honor en las relaciones.

Cuando el chakra sacro está bloqueado o cerrado, los síntomas están asociados con la deficiencia o la mala circulación de su energía sutil, se manifiestan por el miedo a enfrentar la vida, amargura y una frustración sexual persistente.

Cuando el chakra sacro es demasiado abierto, es decir, es demasiado activo o está excesivamente desarrollado, puede provocar adicción sexual, celos obsesivos, comportamientos impulsivos e incluso comportamientos potencialmente violentos.

CHAKRA SACRO Y NUESTRA SALUD FÍSICA

Si bien este chakra es responsable para el buen funcionamiento del sistema reproductivo, sus órganos y las hormonas, la energía del chakra sacro es también responsable de la administración del sistema linfático y circulatorio y la orina. Un desequilibrio en el chakra sacro puede causar muchos problemas físicos tales como problemas urinarios, cálculos renales, dolor de espalda, problemas ginecológicos y problemas de próstata. Por tanto, es importante mantener este chakra en equilibrio para mantener una salud física saludable y mantenerse alejado de este tipo de problemas.

¿Cómo determinar si lo tengo bloqueado?

Cuando este chakra se encuentra bloqueado hay dificultad para dar y recibir amor, falta de potencia sexual y en su aspecto emocional provoca aislamiento. Puede provocar también dolor crónico en la parte baja de la espalda, problemas urinarios, impotencia o frigidez, dificultad para sentir y expresar las emociones, autocontrol excesivo o vergüenza por sentir. La inseguridad, la baja autoestima, el aburrimiento y una libido disminuida también muestran un segundo chakra en desarmonía con el universo.

Para saber si tienes este chakra bloqueado te puedes hacer las siguientes preguntas:

¿Tengo un impulso sexual saludable?

¿Puedo expresarme sexualmente, dar y recibir placer?

¿Me siento sexualmente pleno?

¿Me siento cómo con mi cuerpo?

¿Siento a menudo temor al cambio, frustración, ansiedad, sensibilidad excesiva o miedo?

 

Equilibrar el chakra sacro

  • Gemoterapia: La cornalina o la piedra lunar son dos de las gemas que pueden usarse para activar el segundo chakra.
    La primera te ayuda a vivir, favorece la concentración y activa la creatividad; mientras que la piedra luna te une con tu lado sensible, femenino y receptivo, además de absorber los miedos y armonizar el equilibrio emocional.

 

  • Meditación:Los expertos coinciden en ello, la meditación es un factor clave para una vida mucho más armónica y feliz. Es por eso que practicarla regularmente no solo hará que tus chakras empiecen a estar en armonía sino que vivirás mucho más relajado y en paz contigo mismo mientras tus retos se vuelven mucho más alcanzables.

 

  • Color Naranja: La concentración y la utilización del color naranja también te ayudará. Puedes usar ropa naranja, mirar y centrarse en las cosas que son de color naranja. Introduciendo el color naranja en tu casa u oficina puede despertar el chakra sacro y traer energía curativa, así como hacer que te sientas energizado de nuevo, en caso de que te sientas letárgico. Meditar sobre el color naranja es una excelente manera de despertar no sólo tu chakra sacro, sino también para ayudarte a concentrarte y centrarte en las tareas a mano.

 

  • Yoga: El yoga no sólo puede ser una manera divertida de desbloquear el chakra sacro, sino que puede ser una manera relajante de hacerlo también. La posición del gato resulta ideal para activar el segundo chakra mediante el yoga. Consiste en estar de pie o a cuatro patas tomando aire profundamente mientras nos encorvamos. Una vez hecho esto, exhalamos levantando el torso y la cabeza hasta estirarnos. Otro ejercicio ideal sería sentándote en el suelo y doblando ambas piernas hasta que se toquen las plantas de los pies. Después dobla tu torso hacia ellas y agarra los pies con las dos manos. Respira tranquilamente y aguanta hasta donde puedas y el tiempo que puedas.

 

  • Aromaterapia: El uso de aceites esenciales es otra manera de despertar tu chakra sacro. Puedes insertar los aceites en un humidificador e inhalar los aromas para traer alegría y paz a tu vida. Hay algunos tipos diferentes que son altamente recomendables para el uso de despertar tus sentidos y comenzar a disfrutar de la vida otra vez: naranja, Rosa, Sándalo y jazmín.

 

  • Musicoterapia: Los ritmos fluidos, los bailes populares y los bailes en pareja son una manera eficaz de activar el segundo chakra a través de los sonidos. También es adecuada la música que despierta alegría o cualquier música que haga aflorar tus emociones. Para tranquilizarlo y armonizarlo, puedes escuchar sonidos de la naturaleza, como el canto de los pájaros o el murmullo del agua ya sea cascadas, lluvia, chapoteos o ríos.

 

Cuando tienes tu Chakra Sacro equilibrado, la extroversión, la seguridad frente a las relaciones, la ilusión por vivir, la satisfacción sexual y la capacidad creativa empiezan a formar parte de tu día a día.