El Amor es la vibración mas poderosa y elevada que se puede manifestar en el mundo de la energía. Nada es comparable al poder creador de la frecuencia del Amor. Toda la creación, en sus distintos niveles, es el resultado de la inmensa manifestación del poder generador y expansivo de la energía del Amor.

Algunas personas nacen con una alta vibración del amor, y otros tienen la fortuna de crecer en ella. Pero muchos de nosotros tenemos que superar muchos obstáculos para poder experimentarla. La superación es el proceso de transformación personal o el proceso de llegar a estar conectados y completos.

Cuando vivimos en la vibración del amor, nuestra energía resuena en una alta frecuencia. Expresamos las cualidades de la compasión, el perdón, la tolerancia, la generosidad, el gozo y la paz. Que nos inspiran, nos dan poder y mejoran nuestra vida. La vibración del amor nos eleva a un estado más alto de conciencia, nos perite dejar atrás temores, culpa, arrogancia y la porfiada necesidad el ego de estar siempre en lo correcto.

Al estar libres de la carga negativa y pensamiento limitado, comenzamos a sentirnos mucho mejor y a irradiar confianza convirtiendonos en imanes que atraen nuestro propio bien.

“Vivir en la vibración del amor” puede ser un concepto fácil de comprender pero podría ser nuestro más difícil reto. Vivir en la vibración del amor significa mantener a nuestro ego y personalidad bajo control en lo que se refiere a nuestras con las personas y las circunstancias.

Los seres humanos somos los responsables y arquitectos de nuestro destino, tanto en lo individual como en lo colectivo. Por lo tanto, también lo somos del estado caótico en que se encuentra sumido el mundo actual. De ahí la importancia a la atención y el cuidado que debemos ejercer sobre los pensamientos, las emociones y los sentimientos, ya que es ahí donde se encuentran la semillas de los frutos que cosecharemos. Una sonrisa, una mirada compasiva, un gesto caritativo, en especial hacia quienes sufren enfermedades o diferentes tipos tristezas o dolores, significan una gran contribución al mundo y se suman y multiplican en las vibraciones de convergencia amorosa. La ley de atracción significa vivir en el plano de la vibración del amor. Ésta no es solamente la ley de atracción, es la ley de la vida.

COMO TRAER EL AMOR DE PAREJA ATRAVÉS DE LA VIBRACIÓN

En este Universo, todo es energía. Incluso nosotros: somos un cúmulo de materia y energía que vibra constantemente, que viaja, que va y viene sin frenar un solo segundo. Por eso es que recibimos lo que damos, lo que le expresamos a la vida misma. Por otro lado, sabemos que la energía tiene dos polos, dos corrientes, positivo y negativo, bueno y malo. Así, absolutamente toda nuestra existencia (nuestros pensamientos, sentimientos, actos, palabras, conductas: todo) es una manifestación de nuestra energía vibratoria y que al activarse, produce una constante reacción de causa y efecto.

Ya sabes bien que recibes lo que das, que atraes aquello que emites. Pero es también algo más profundo que ello, si lo pensamos en el sentido de la adecuación, de la exactitud de lo que queremos recibir. Ya sabes que para obtener de la vida amor, debes dar amor. Pero puedes recibir cualquier tipo de amor. Por eso, según el principio de vibración, debemos definir la frecuencia vibratoria de aquello que queremos recibir, y adentrarnos en ella. Si quieres tener amor de pareja, debes dar amor puro primero. Pero si mientras actúas con cariño hacia todo y todos, tus pensamientos también deben entrar en esta vibración. Si amas profundamente pero estás todo el tiempo pensando en que “no tienes amor”, en “cuánto me hace falta el amor en mi vida”, el universo no te hallará en esa vibración. Recuerda que en el lenguaje del todo no existe el concepto del “no”, debes permanecer entonces en una mentalidad positiva y afirmativa para recibir aquello que deseas. En lugar de estar pensando que no tienes el amor, que te falta, lo mucho que lo esperas, piénsate como si ya estuvieses recibiendo ese amor. Siéntete amado o amada, piénsate con esa pareja, no en su forma específica, sino en la actitud, en la situación de abrazar a esa persona y recibir su abrazo, ese beso, esa caricia. No te entristezcas por lo que no tienes, pues sólo le estás recordando al Universo tu realidad. Eres lo que sientes y piensas de ti, y si te piensas recibiendo ese amor y sientes que ya lo recibes, pues eso es lo que tendrás.

 

PIEDRAS QUE NOS AYUDAN A SINTONIZAR CON LA ENERGÍA DEL AMOR

CUARZO ROSA: El Cuarzo Rosa es la piedra más importante para el corazón y el cuarto chakra. Infunde la energía del verdadero amor por nosotros mismos y por los demás. Da coraje, sana las emociones traumáticas y las heridas emocionales. Restaura la armonía en las relaciones de pareja o familiares. Reduce la agresión, el resentimiento y el enojo. Es especial para la ansiedad y el estrés. Ayuda a eliminar la angustia y a calmar los celos.

JADE: Es considerada una piedra con muchas propiedades, entre las que se incluye el amor. Es que tiene ascendencia en el planeta Venus y su chakra suele estar relacionado con el corazón. En el antiguo Egipto, el jade fue admirado como la piedra de amor, paz interior, armonía y equilibrio. Es una de las piedras que atrae el amor y lo mantiene. Sirve para eliminar las malas vibras del hogar y según las creencias ancestrales es una piedra de buena suerte.