OPUESTOS COMPLEMENTARIOS

La rueda zodiacal es una representación equilibrada de las características
humanas. La polaridad entre los signos asegura la expresión de la
multiplicidad de la naturaleza humana. Cada signo tiene un signo que se
ubica a 180°, es decir exactamente en frente, éste es llamado “opuesto
complementario”

ARIES – LIBRA

ARIES: Poder individual, fuerza del carácter y la personalidad, la capacidad
de lucha, la guerra, lo más creativo, el principio de la vida. Entrega a Libra
movimiento, invita a libra a tomar la iniciativa, es quien propone y quiere
avanzar.
LIBRA: El poder del “otro”, la fuerza del amor, conocerse, ser mediador. La
creatividad, la belleza y la armonía. Este signo se encarga de equilibrar a
Aries, calma su ansiedad y les hace entender que no siempre las cosas van
a salir como ellos quieran.

LEO – ACUARIO

LEO: Creatividad, signo que se identifica con  lo que somos nosotros, los
hijos que tenemos, los amores, la diversión, el calor del corazón.
Le entrega libertad y espacio al signo de Acuario y a la vez lo invita a
divertirse.
ACUARIO: Se identifica con los ideales humanos, inspiración, lo que nos
diferencia del resto. La frialdad de la mente. Le entrega profundidad y
perseverancia al signo de Leo. Esta pareja es lo opuesto a la posesión, se
dejan ser libres.

SAGITARIO – GÉMINIS

SAGITARIO: El idealismo, avanzar, las metas, los sueños. Le entrega
enfoque y dirección al disperso géminis. Lo direcciona.
GÉMINIS: El conocimiento, la capacidad para expresar lo que queremos, lo
que nos conviene, la inteligencia, el intercambio y las relaciones humanas.
Invita a Sagitario soltarse, a relajarse y controlar la frustración cuando no
alcanza sus objetivos o metas.

VIRGO – PISCIS

VIRGO: Hacer lo correcto en el plano social. El trabajo cotidiano que puede
ser perfeccionado, lo cuestionado y las exigencias. La “eficiencia”, este
signo aterriza a piscis, lo clarifica y simplifica, lo ayuda a concretar.
PISCIS: La tarea del inconsciente, la falta de límites, la solidaridad y
comprensión universal, la mística y el mundo onírico. Este signo le enseña a
Virgo la pausa, el tener visión de duda, “dale una vuelta más”. Profundidad
espiritual.

TAURO – ESCORPIÓN

TAURO: Disfrutar de los placeres de la vida, amar, sostener, guardar. Le
enseña la paciencia al apasionado escorpión, flexibilidad, pero paso a paso.
ESCORPIÓN:  La pasión, la capacidad de sufrir, sentir dolor, odiar,
descartar y sentir placer por lo que se transforma, cambia y muere. Lo que
hace este signo es despeinar al tradicional Tauro, le inyecta movimiento y lo
saca de la rutina.

CAPRICORNIO – CÁNCER

CAPRICORNIO: La carrera, la lucha, la capacidad de “apechugar”, la
independencia. Le ayuda a cáncer a enfrentar y a perseverar por sus
pensamientos e ideales.
CANCER: El hogar, la familia, la madre, la contención, los afectos, la
capacidad de sentirnos queridos. Le entrega la sensibilidad que le falta a
capricornio, lo envuelve en una relación cálida, “yo te escucho”, “yo te
entiendo”.