logo-pia-nuevo-2021-100px

Inicio

Tienda

Buscar por categoría

Buscar por vibración

Buscar por piedra

Buscar por signo

Gemoteca

Talleres

Blog

¿Cómo Comprar?

Carrito

CITRINO piamaria cl

El Citrino una piedra sumamente positiva. Representa la alegría de vivir, hace renacer las motivaciones y devuelve la esperanza. Entrega fuerza física y eleva el autoestima potenciando nuestro optimismo. Tiene un costado poderoso relacionado con la felicidad y el éxito. Se le atribuye la virtud de vibrar en sintonía con la abundancia.

El problema con esta piedra es que en su forma natural es muy escasa y lo que el público general entiende hoy en día por citrino no es más que amatista calentada, una forma «barata» de, digámoslo así, fabricar citrino, por lo que la inmensa mayoría de lo que vemos en grandes portales de venta por internet, e incluso en muchas tiendas, no es más que amatista tratada con calor.

    CITRINO piamaria cl

    ¿Cómo saber si tu citrino es natural o si se trata de amatista calentada?

    Aquí van unas claves que te serán de utilidad a la hora de discernir entre ambos materiales:

    • El color: el citrino natural es de tono más amarillento, podríamos decir casi color champán, ya sea más claro o más intenso, incluso ahumado, pero nunca naranja. El color naranja en el citrino nos indica que se trata de amatista calentada.
    • La uniformidad del color: en el citrino natural el color es bastante uniforme, sin embargo en la amatista calentada podemos observar cambios bruscos de color en una misma pieza, con la base blanca y el resto del cristal naranja.
    • La forma: el citrino natural no forma drusas «planas» o geodas como las amatistas. Podemos encontrar citrino natural en hábito masivo o en puntas (más similares a las de cuarzo cristal de roca), pero jamás en drusa plana o geoda, en ese caso se tratará de una drusa de amatista que ha sido «cocinada».
    • La claridad: la amatista calentada tiende a ser más opaca, mientras que el citrino natural presenta mayor transparencia.
    • El precio: el citrino natural es menos asequible que la amatista calentada, ya que es un material escaso y más complicado de encontrar.
    • La fuente: ¡compra siempre en proveedores fiables y en tiendas especializadas en minerales!

    Su nombre deriva del efecto visual que provoca. Un resplandor semejante al brillo lunar con destellos blancos, celestes e incluso azules. Se compone principalmente por feldespato de ortoclasa y albita, con una gran presencia de silicatos de aluminio y de sodio. Dicha composición sumado a la estructura de la piedra dan lugar a sus hermosos reflejos azulados y opalescentes. Este fenómeno recibe el nombre de adularescencia o fenómeno Shiller. 

    Muchas veces por desconocimiento se suele vender como “Piedra Luna” vidrios, plásticos o piedras naturales tratadas que logran un efecto visual similar.

    La imitación más conocida es la Opalina:

    La opalina o como se conoce en ingles opalite, es un material sintético que puede llegar a ser muy llamativo por su tonalidad tornasol, sin embargo es creada por el hombre y no posee ningún lazo natural.

    La mayor diferencia con la Piedra Luna original, es que al mirar una Opalina en un fondo banco o en un fondo oscuro, podrás notar que se vuelve lechosa, efecto que no ocurre con la piedra original.

    ¿Cómo diferencia la Piedra Luna verdadera de la falsa?

    • Por su reflejo cambiante: Los destellos internos de la piedra de luna auténtica cambian en función del ángulo desde el que miremos la piedra. Esta característica tan especial no la posee el vidrio ni el plástico.
    • La temperatura: Frente a las imitaciones de plástico, cuando tocas la piedra lunar se mantiene fría a temperatura ambiente.
    • El precio: La piedra luna no es tan barata como sus imitaciones. Si la encuentras a un precio excesivamente económico, es motivo para desconfiar.

    PROPIEDADES

    Esta piedra estimula el buen funcionamiento de la glándula pineal, es ideal para calmar los nervios y serenar nuestro espíritu. Ayuda a regular los ciclos menstruales y la ovulación favoreciendo la fertilidad. Equilibra la energía masculina y femenina incentivando el amor propio. Puesta sobre nuestro pecho nos ayuda a sanar viejos patrones emocionales. Se considera la piedra de los nuevos comienzos, ya que, nos recuerda que al igual que la luna crece y mengua, todo en nuestra vida forma parte de un ciclo de cambios.

    TIENDA ONLINE