Signo de tierra regido por Venus. La constelación de Tauro representa un toro, por lo que este signo se asocia a la fortaleza y a la fertilidad.

Posee un gran sentido estético, le gustan las cosas bellas, suelen ser aficionados al arte o la música. Signo práctico, introvertido y reflexivo. Son transparentes y leales. Sus grandes virtudes son la paciencia y la perseverancia. Gusta de los placeres carnales de la vida como la buena mesa o compartir con sus amigos o familia. Necesitan ver para creer. Hacen las cosas a su manera y no le gustan los cambios de planes a último minuto, son de modalidad fija, bastante reacios al cambio. Aman la paz y la tranquilidad. Son muy respetuosos con las leyes y las reglas. Son personas prudentes, estables y con gran sentido de la justicia. Dentro de su costado negativo podemos mencionar la tendencia a los celos y a la posesión.

PIEDRAS AFINES A SU VIBRACIÓN

CUARZO ROSA

Es la piedra más importante para el corazón y el cuarto chakra. Equilibra la parte emocional de Tauro. Tiene un efecto calmante en situaciones donde se puedan sentir desequilibrados, nerviosos, preocupados, ansiosos o deprimidos. Infunde la energía del verdadero amor por nosotros mismos y por los demás. Da coraje, sana las emociones traumáticas y las heridas emocionales. Restaura la armonía en las relaciones de pareja o familiares. Reduce la agresión, el resentimiento y el enojo. Es especial para la ansiedad y el estrés. Ayuda a eliminar la angustia y a calmar los celos.

AVENTURINA

Aleja los miedos y propicia la relajación en situaciones de estrés. Entre sus grandes propiedades, destacan la protección que ejerce contra el miedo hacia el envejecimiento y  levanta el ánimo de los Tauro para equilibrar su cuerpo y mente. 

ÁGATA VERDE

Tauro tiende a ser un signo reacio a los cambios. Esta piedra potencia su flexibilidad emocional y mental mejorando el proceso de toma de decisiones. Fomenta el equilibro emocional y físico alejando también la negatividad.

CRISOCOLA

Limpia, calma y energiza los chakras. Es una piedra tranquila que infunde serenidad. Resulta muy útil en situaciones de cambio. Ayuda en relaciones personales que se han tornando difíciles, calmando los ánimos, fomentando el equilibrio interno y aportando confianza y sensibilidad. Mentalmente reduce tensiones y mantiene la “cabeza fría”, fomenta la verdad y la imparcialidad.