logo-pia-nuevo-2021-100px

Inicio

Tienda

Buscar por categoría

Buscar por vibración

Buscar por piedra

Buscar por signo

Gemoteca

Talleres

Blog

¿Cómo Comprar?

Carrito

El Péndulo es un instrumento de conexión con energías muy sutiles tanto internas como del entorno. Es una preciosa herramienta de autoconocimiento y guía personal, como lo son el Tarot y las Runas.

El trabajo en torno a él, se basa en la teoría de la Radiestesia, la que propone que los estímulos eléctricos, electromagnéticos, magnetismos y radiaciones de un cuerpo emisor pueden ser percibidos por una persona a través de artefactos sencillos, mantenidos en suspensión inestable, como por ejemplo el péndulo.

En la práctica, el péndulo es un traductor que convierte en movimiento la información que nuestro subconsciente ya recibió o percibió de forma muy sútil, pero que intelectualmente no fuimos capaces de comprender. Lo que hace el péndulo es hacer visible nuestra propia capacidad inconsciente de captar vibraciones/energías.

Se utiliza en trabajos de autoconocimiento y como guía personal a la hora de tomar decisiones o comprender ciertos procesos vitales, siendo también muy reconocido como herramienta terapéutica de sanación.

Existen diferentes tipos de péndulos: los hay de madera, metal, piedras o huecos por dentro, para guardar en él, algún elemento de valor o utilidad para el trabajo que se quiera realizar.

¿Cómo escoger mi péndulo?

La verdad es que son ellos los que te eligen a ti, por eso lo recomendado es probarlos y seleccionar aquel que genere mayor movimiento al estar en tus manos, así podremos conocer su conexión contigo. Recuerda que el movimiento es su forma de comunicación.

Si no pudieses probarlo y el péndulo llega a ti, recuerda que siempre puedes construir una relación con él y aprender a comunicarse.

¿Cómo comenzar a trabajar con mi péndulo?

Te recomiendo que primero lo limpies de cualquier energía que pueda traer consigo, esto lo puedes hacer con algún humito sagrado, sal o agua dependiendo de la materialidad de tu péndulo.

Luego, conságralo y pide una bendición para el trabajo que realizarán juntos.

Para comenzar a trabajar con tu péndulo, primero necesitamos conocer la forma en que se comunica, para ello debes consultarle: cuál es su forma de decir que sí y cuál es su forma de decir que no. Las respuestas pueden ser un movimientos horizontales, verticales o giros a favor o en contra de las manecillas del reloj. Todos los péndulos se mueven diferente, no hay una forma “correcta”, lo importante es que identifiques de que manera se va a comunicar el tuyo. Una vez que ya lo tengas comienza con preguntas de las que ya sepas su respuesta; por ejemplo: ¿Mi nombre es Nicole? El péndulo debería responder Sí.

Cuando ya lleves un tiempo de comunicándote y entrenando a tu péndulo, puedes realizar otro tipo de preguntas y luego abrirte al camino de las terapias, limpieza de espacios u simplemente orientación personal, dependiendo de tus necesidades y anhelos.

El péndulo es un instrumento muy sensible, por lo que te recomiendo hacer siempre una pequeña meditación y estar muy calmado, antes de trabajar con él. Al igual que limpiarlo de forma simple al terminar de utilizarlo.

¿Cómo limpiarlo?

Puedes hacerlo con humo ancestral de descarga, como mirra, copal, salvia blanca o palo santo, también con sal o agua, al igual que con los cristales, pero siempre considerando los cuidados que se deban tener de acuerdo a su materialidad.

Espero que tengas en hermoso y profundo camino junto a tu péndulo.